El lujo, la elegancia y el savoir-faire tienen nombres propios cuya sola mención nos eleva a mundos luminosos de rojas alfombras y orquestas de etiqueta: los hoteles Hilton, los perfumes Chanel, los Rolls Royce y, por supuesto, los relojes Cartier, que han sido definidos como los reyes de los relojes y los relojes de los reyes.

Fundada en París en 1847 por Louis Françoise Cartier, esta fábrica de relojes y joyería fue la primera en crear un reloj de pulsera masculino por encargo del aviador Albert Santos Dumont, quien consideraba un engorro tener que pilotar con un reloj de bolsillo. En su honor este modelo fue bautizado como Santos.

Pero sin duda el modelo más icónico de los relojes Cartier es el Tank. Inspirado en las formas de los tanques oruga de la I Guerra Mundial, ha sido tal su éxito que sigue manteniendo sus líneas estéticas más de un siglo después de su creación, caso único en el mundo.

Relojes Cartier para hombre

Entre las colecciones de relojes Cartier para hombre debemos destacar el Drive. Presentado en 2016, es una apuesta decididamente masculina de la marca que ha constituido un rotundo éxito.

También encontramos la colección Calibre, de formas redondeadas y hecho a la medida del hombre contemporáneo, activo y deportista, que no quiere renunciar a una elegante masculinidad.

La colección Tortue es para hombres atrevidos y rompedores con las formas redondeadas de la mayoría de relojes

Y no olvidemos la línea Clé, de estilo prodigioso, que fue presentado como modelo masculino aunque su línea puede considerarse más unisex.

Relojes Cartier para mujer

Entre los relojes Cartier para mujer brilla con luz propia la colección Baignoire, de elegancia pura e imperecedera; la colección Hypnose, un clásico instantáneo en blanco y negro cuyas espirales infinitas crean un efecto hipnótico e irrepetible; la colección Ballon Blanc, versión femenina del legendario Ballon Bleu, cuya forma redonda y su brillo diamantino lo eleva a un atrevido clasicismo; y la colección Panthère, un icono de los años 80 más vigente que nunca en estos tiempos donde el ímpetu femenino está cambiando el mundo, y que tiene tanto de reloj como de joya.

Otras colecciones de relojes Cartier compaginan modelos masculinos y femeninos con similar estilo glamuroso, destacando la colección Ronde, cuya numeración romana, minutero de tipo ferrocarril y agujas en forma de espada la coloca en la tradición más clásica de la marca.

Relojes Cartier de segunda mano

Comprar relojes usados siempre es un riesgo mayor que comprarlos de fábrica, por eso te damos unos consejos antes de decidirte a hacerlo. Si quieres comprar, por ejemplo, un Cartier Santos Octogon o un Cartier Tank Must, evita los que tengan rayones, golpes o algún defecto evidente.

Asegúrate de que la correa es original y no tiene desperfectos. Comprueba también los números de serie y que el reloj funciona correctamente.

Desconfía de los precios excesivamente bajos, nadie vende duros a cuatro pesetas, y no te olvides de exigir una garantía. Finalmente, en caso de comprar por internet, asegúrate de que el vendedor es de confianza y de que acepta devoluciones.

Por ejemplo, en nuestra tienda de joyas y relojes online siempre vas a encontrar visible la información de contacto, un número de teléfono y un email bien visible al que acudir. Del mismo modo, se aporta toda la información de quiénes somos, así como políticas de privacidad y compra segura. Confía en empresas consolidas del sector, y procura evitar aquellas en las que no está claro quién es el vendedor, o qué normas establece en la compraventa.