Comprueba que tipo de plata tienes

En OroCredit puedes venir a comprobar que tipo de plata tienes. Además te la valoramos sin ningún compromiso.

De color blanco y con mayor dureza que el oro. La plata es un metal precioso excelente para la conducción eléctrica. Que desde tiempos inmemoriales ha sido utilizado en la construcción de armas, útiles de cocina, monedas y todo tipo de joyería. Dependiendo de su aleación puedes encontrar plata 925, 950 u 800, por mencionar algunos tipos.

Mientras que la pureza del oro se mide en quilates, la de la plata se realiza en milésimas. A mayor pureza, más valor tendrá la pieza. La plata se mide por gramos, con un precio fluctuante que varía diariamente y que es fijado por el LBMA (London Bullion Market Association). En la actualidad el precio del gramo de plata puedes verlo aquí.

Qué es plata 925

También conocida como Sterling silver o plata de Primera Ley, la plata 925 es una aleación compuesta en un 92,5% por este precioso metal, siendo el 7,5% restante de otro metal, por ejemplo, cobre.

Se considera plata de Primera Ley a toda la que tenga un porcentaje de plata pura igual o superior al 92,5%, mientras que la plata de Segunda Ley es la que se encuentre entre este porcentaje y el 80% de pureza.

¿Por qué se realizan estas aleaciones? Es sencillo. La plata de ley pura, con un 100%, es demasiado maleable, blanda y débil. Por ello necesita ser compensada para la fabricación de joyas y monedas. Para que su nueva dureza aumente la durabilidad de tus preciados objetos, ya que en caso contrario podrían deformarse con mucha facilidad.

La denominación de plata 925 es una forma de abreviar su pureza de 92,5%, de igual forma que la plata 950 abrevia su pureza del 95% y la plata 800 su pureza del 80%.

La plata 925 es muy utilizada en joyería porque su rigidez y consistencia es ideal para elaborar collares, pulseras, pendientes, anillos o relojes.

Cómo identificar la plata 925

En principio todas las joyas elaboradas en plata 925, llevan un sello o marca que las identifican como tal. Aunque en ocasiones no es así ya sea porque el diseño o el tamaño de la joya, haya impedido el uso del punzón para marcarla. Posiblemente necesites una lupa o algún tipo de lentes de aumento para identificar el sello distintivo. Que suelen ser impresiones con el número “925”, aunque también pueden ser “Sterling”, “Sterling Silver” y “Ster”. Lo normal es que encuentres el sello en la parte más despejada de la joya, donde el grabado sea más sencillo.

Si no encuentras el sello, lo primero que debes hacer es cerciorarte de que tu joya, reloj o monedas son de plata de ley. Vamos a indicarte algunas de las pruebas que puedes realizar para averiguarlo.

La prueba del imán

La plata no es magnética. Si aplicas un potente imán a tu pieza y ésta se pega sabrás que no es plata. El problema de esta prueba es que no puede calcular la pureza de la plata.

Prueba «Easy peasy»

Es sencilla. Si frotas tu plata suavemente con un paño claro y se mancha con marcas negras, es probable que estés ante plata de ley. La plata se oxida por el contacto con el aire y ese deslustre es el que mancha el paño.

Prueba del desgaste

Más que una prueba, es una comprobación. Si observas que tus objetos de plata presentan un desgaste pero que mantiene el mismo color en todas sus partes, es que son de plata de ley.

Prueba científica

Esta prueba ya es más complicada y requiere tomar unas precauciones. Como el uso de guantes y gafas protectoras. Aplica una gota de ácido nítrico a tu pieza, y si el resultado es que se decolora en verde, será una prueba de que no es plata. Debería ponerse en color negro para que fuera plata de ley.

Puedes acercarte a cualquiera de nuestras tiendas. Contamos con profesionales que te asesoran en comprobar tus objetos de plata o joyería. Además te valoramos tus objetos de plata o joyería al mejor precio del mercado y sin ningún compromiso.