Las plumas estilográficas, también conocidas como plumas fuertes o estilógrafos, son instrumentos de escritura y dibujo técnico que cuentan con un depósito de tinta cuya principal composición es el agua. La presión atmosférica hace que la tinta permanezca en el depósito y que alimente el plumín (la parte que está en contacto con el papel).

En el imaginario popular está la imagen de un escritor, estudiante, contable o el de un monje amanuense escribiendo con una pluma antigua, mojando continuamente la punta en un tintero a la luz de una vela y sosteniendo un paño con la otra mano para limpiar los borrones.

Las plumas estilográficas han evolucionado mucho desde esos tiempos, aunque siguen siendo el instrumento más elegante con el que se puede escribir. Además, sus innovaciones tecnológicas las han ido haciendo cada vez más transportables, fiables, limpias y funcionales.

Su belleza estética las han convertido en apreciadas piezas de coleccionismo. Los grandes coleccionistas se fijan en los atributos diferenciadores de las plumas estilográficas, como los tipos de plumín, material de fabricación, procedencia, fecha, peso, tamaño, color y, en general, todo lo que diferencie una pieza de otra. Como complementos, los amantes de las plumas estilográficas también adquieren para sus colecciones guarda plumas, estuches, tinteros y todo tipo de objetos de escritorio.

Veamos algunas de las marcas de plumas estilográficas más apreciadas en el mundo del coleccionismo.

Plumas Montblanc

Con unos elegantes diseños, las plumas Montblanc son consideradas como auténticos clásicos. Sus típicas características son sus cuerpos ligeros, sus clips dorados y sus plumines de oro. Más allá de su evidente belleza formal son comodísimos instrumentos de escritura.

Las plumas Montblanc cuentan con diferentes colecciones, tanto clásicas (Meisterstuck, Heritage), como modernas (Starwalker, Bonheur), así como múltiples ediciones limitadas.

Todos los plumines de oro Montblanc, de entre 14 y 18 quilates, son artesanales y tiene el nombre de la marca grabado en el centro con una estrella. En la parte superior de su capuchón tiene una estrella blanca de 6 puntas. 

Existe un gran mercado de compra de Plumas Montblanc. Si tienes una y quieres venderla o estás buscando una podemos ayudarte en nuestra tienda online de plumas estilográficas o en alguna de nuestras tiendas.

Plumas Pelikan

Cada pluma Pelikan es una obra de arte que no puede faltar en ninguna colección que se precie.

Sus plumines artesanales en oro de entre 14 y 18 quilates necesitan de hasta 10 pasos diferentes para su creación. En muchas ocasiones, para crear un brillo plateado, son bañados en rodio.

En cada fase de su producción los plumines Pelikan son sometidos a las más diversas pruebas ópticas, mecánicas y manuales, que garantizan un trabajo de precisión y una máxima calidad que convierte la escritura en un auténtico placer.

Plumas Parker

Desde su creación en 1888, las plumas estilográficas Parker han formado parte de la Historia, con mayúsculas, del mundo. Fueron plumas Parker las utilizadas para firmar los armisticios de la IIGM, los tratados de desarme nuclear entre EEUU y la URSS e innumerables hechos históricos de alcance planetario.

Hasta la década de los 60, cuando se impuso el uso del bolígrafo, las plumas estilográficas Parker fueron los instrumentos de escritura más utilizados del mundo.

A día de hoy siguen siendo todo un referente por su elegancia y calidad.

Entre los modelos de plumas estilográficas Parker más apreciadas entre los coleccionistas están las Parker 51, la Duodolf y la Premier.