No pongas todos los huevos en la misma cesta cuando inviertas

Cómo combinar tus inversiones con el oro

No existe una proporción universal. Dependiendo del perfil que tengas te interesará más asumir una mayor proporción de activos seguros como el oro o una mayor proporción de activos agresivos. En general, lo interesante sería que tu cartera, graduada en atención a tu aversión al riesgo, tuviera activos de renta variable, activos de renta fija y valores seguros como el oro, con espacio para otros segmentos como el inmobiliario. Este sería un tipo de cartera equilibrado, que podrías graduar perfectamente subiendo y bajando la importancia de unos activos u otros según el riesgo que desees.

Ahora bien, a la hora de comprar oro físico, que probablemente sea el modelo más directo y líquido de inversión en oro, no vale cualquier entorno de compra. Es necesario acudir a profesionales contrastados que, nos pueden ofrecer no sólo la compra de oro de primera calidad certificado, sino también la asesoría necesaria a la hora de dicha compra. Que nos asesoren y ayuden en los servicios de guarda y custodia, etc. 

Puedes, si lo deseas, acudir a nuestros servicios para comprobar la importancia que concedemos a este tipo de ayuda, es decir, al asesoramiento, el trato personalizado, y a la ayuda en general a la hora de tomar decisiones, siempre bajo la óptica de la compra de oro certificado de manera segura.

Invertir en Lingotes de Oro. Subastas de joyas Oro Credit
Lingote de oro de 20 gramos

Por qué invertir en oro es bueno para diversificar tus inversiones

Tanto si comienzas a invertir como si ya llevas un tiempo haciéndolo, seguro que has escuchado que la diversificación es una pieza clave a la hora de una cartera de inversión sana. Y esto, que es cierto, tiene un complemento muy interesante: el oro es un activo tremendamente útil para una cartera de inversión bien diversificada.

Como veremos a lo largo del artículo, comprar oro es una opción realmente importante a la hora de valorar una cartera de inversión diversificada en la que existan valores refugio que compensen los riesgos de otro tipo de activos.

Pero, comencemos por el principio, por qué es necesario diversificar.

Por qué debes diversificar tus inversiones

Aunque es un ejemplo muy utilizado, también es muy útil aquel dicho tradicional de: ” no colocar todos los huevos en la misma cesta”. Ahora, traslada este dicho popular a la inversión. Imaginemos que colocas toda tu inversión en un único activo, o en un único tipo de activos. Por ejemplo, vamos a suponer que toda tu inversión se coloca en activos de renta variable. 

Efectivamente, la renta variable tiene un potencial de rentabilidad muy superior a otros modelos de inversión, por ejemplo, a la renta fija o a los depósitos bancarios. Pero, la renta variable depende de la evolución de los mercados. Ahora supongamos, que los mercados se llevan un batacazo que hace que los activos retrocedan de manera sensible. Si todos tus activos están en renta variable, todos se verán afectados en mayor o menor medida: es decir sufrirás pérdidas.

La diversificación lo que busca precisamente es evitar esto. Se trata de combinar diferentes activos y modelos de inversión de manera que, el riesgo de unos compensa la fortaleza y estabilidad de otros. Cuando se habla de que una cartera sana debe tener valores agresivos y valores defensivos, precisamente lo que se busca es la diversidad para que, a través de ella, se obtenga un promedio de rentabilidad a largo plazo.

Este es un gran error que cometen muchas personas, olvidarse que la inversión tiene que ser siempre un proyecto a largo plazo que se beneficia de los promedios y del interés compuesto. Pues bien, dentro de esos modelos de diversificación, la inversión en oro es probablemente una de las más estables, e históricamente una de las más rentables.

Por qué invertir en oro para diversificar

Lo primero que deberíamos valorar para entender por qué elegimos el oro para la diversificación, es el propio carácter del oro como inversión.

El oro, por su propio carácter, es un activo que se considera valor seguro, e incluso valor defensivo. Piensa que el oro es tremendamente líquido, se puede convertir en dinero de manera rápida, tanto físicamente, a través de la compraventa de oro, como en la inversión, ya que los activos de oro suelen moverse con rapidez. 

Además, el oro no guarda correlación directa con la evolución de los mercados. Es decir, allí donde el mercado puede estar retrocediendo, la compra de lingotes de oro significa una herramienta de protección, ya que el oro no va a depender exclusivamente de la evolución del mercado, de hecho, no va a depender del mercado. 

Si repasas la evolución histórica del oro, verás que su comportamiento en periodos de crisis es realmente bueno. Incluso, llegando a obtener excelentes picos de rentabilidad en momentos en los que el mercado de valores se encuentra afectado por crisis o movimientos negativos.

Por tanto, ya tenemos la primera clave: no tiene una correlación directa con lo que está ocurriendo con el resto de los activos que tenemos en nuestra cartera. Y, puede comportarse de manera positiva incluso en entornos de crisis. Pero esta no es la única clave.

Tendencia del oro

La tendencia histórica de la evolución del precio del oro es positiva. Si analizas la evolución del precio en las últimas décadas, verás que, efectivamente, el precio del oro mantiene tendencias de crecimiento. Y si bien es verdad que las rentabilidades pasadas nunca garantizan las rentabilidades futuras, también es cierto que estamos hablando de uno de los activos más valorados a lo largo de la historia. Es decir, no estamos hablando de un modelo de inversión nuevo, ni siquiera de la adaptación de un modelo de inversión. Al comprar oro estamos repitiendo una acción de inversión que lleva siglos y siglos garantizando rentabilidad y estabilidad a sus poseedores. Es decir, hablamos de mucho más que de una tendencia.invertir